Imagen de la publicación sobre reacciones abversas a los alimentos del Blog sobre Alergias Alimentarias.

Tipos de reacciones adversas a los alimentos

Las reacciones adversas a los alimentos no siempre corresponden a una alergia alimentaria.

Comprenden toda respuesta anormal que pueda atribuirse al consumo, contacto o inhalación de alimentos o sus derivados, pudiendo afectar o no al sistema inmunológico.

En esta denominación se engloban las alergias, intolerancias y otras afecciones relacionadas con los alimentos.

Cuando entramos al mundo desconocido de las afecciones alimentarias, a parte de las interrogantes que nos hacemos en relación a un alimento específico, aparecen una serie de términos, a veces muy médicos, que nos confunden.

Intentamos con nuestras publicaciones entender estos términos e interpretarlos, a nosotros nos ayudó mucho diferenciarlas para comprender qué le pasaba a nuestra hija.

Hablemos entonces de la clasificación o tipos de reacciones adversas a los alimentos.

Clasificación de las reacciones adversas a los alimentos

Existen diversas clasificaciones de las reacciones adversas a los alimentos.

La Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica las clasifica en dos grandes grupos:

Clasificación de las reacciones adversas a los alimentos según la SEICAP.
Tipos de Reacciones Adversas a los Alimentos, según la SEICAP.

I. Reacciones Tóxicas

Son las reacciones adversas que ocurren cuando el alimento contiene un compuesto tóxico que puede afectar a todos los individuos expuestos en dosis elevadas.

Las reacciones tóxicas a los alimentos no son alergias ni intolerancias alimentarias.

Además, los alimentos pueden ocasionar reacciones tóxicas en respuesta a:

  • Componentes tóxicos internos cuando lo dañino se encuentra naturalmente en el alimento, por ejemplo, el veneno en las setas. En algunos episodios, estas reacciones pueden manifestarse de forma parecida a las alergias.
  • Componentes tóxicos externos cuando existen agentes independientes al alimento que intervienen en nuestro organismo de forma tóxica, como puede ocurrir durante el proceso de producción/cocción del alimento, o por intervención de agentes contaminantes como el veneno, los pesticidas o los microbios.

II. Reacciones No Tóxicas

En este tipo de reacciones alimentarias interviene la sensibilidad que tiene un individuo a ciertos alimentos, ocurriendo solo en una proporción pequeña de personas.

Dentro de este grupo de reacciones encontramos:

La Alergia a alimentos

Es una reacción anormal del sistema inmune, en el que nuestro cuerpo reacciona frente a proteínas de ciertos alimentos interprentándolos como una amenaza y, como consecuencia, se defiende de una potencial infección, provocando la liberación de histamina.

En la reacción alérgica está implicado el sistema inmunológico y puede estar mediada o no, por anticuerpos inmunoglobulina tipo IgE.

En la página de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, explican en detalle las diferencias entre las alergias mediadas y no mediadas por IgE:

  • Reacción inmunológica mediada por IgE

La Alergia Mediada por anticuerpos IgE es fácil reconocerla porque sus síntomas aparecen inmediatamente al contacto con el alimento alérgeno.

Éstos son mayoritariamente de tipo cutáneos, aunque también pueden presentarse problemas respiratorios y reacciones más graves como la anafilaxis.

Para constatar este tipo de alergias, se pueden realizar tests básicos de alergias alimentarias, con análisis de sangre para medir niveles de IgE generales y específicos del alimento presentes en la sangre y un test cutáneo o prick test.

En la alergia mediada por IgE los análisis salen adulterados y dan positivos en alergias.

  • Reacción inmunológica NO mediada por IgE

Este tipo de reacciones son más complicadas de descubrir. Aparecen de forma tardía, presentando principalmente síntomas digestivos y cutáneos.

Además, las pruebas básicas de sensibilización a las alergias resultan negativas.

Como verás, las diferencias entre alergias lgE mediada y no mediadas radican en el diagnóstico de la afección y el tipo de síntomas que provoca. De allí la importancia de dar con un diagnóstico certero con tu médico de cabecera o especialista.

La Intolerancia alimentaria

Otra de las reacciones aversas a los alimentos de tipo no tóxicas son las intolerancias a los alimentos.

Ocurre cuando la persona tiene dificultad para digerir algunos alimentos, afectando el metabolismo de la persona y no en el sistema inmunológico.

Este tipo de reacciones además tienen distintos tipos de naturaleza, pueden ser enzimáticas, metabólicas, farmacológicas o indeterminadas.

Entre las intolerancias más comunes se encuentran las de tipo enzimática, que ocurren cuando el organismo tiene déficit de alguna enzima, tales como:

  • La intolerancia a la lactosa que corresponde al azúcar de la leche de vaca.
  • La intolerancia a la Fructosa, es decir, el azúcar de las frutas.

Conocer las diferencias entre intolerancia o alergia alimentaria contribuye en el historial clínico y el diagnóstico del padecer. Además, en la determinación de un tratamiento que ayude a mejorar la calidad de vida de quien lo padece.

Si tienes dudas, siempre consulta a tu médico. 

close

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*