alergias alimentarias en el colegio niño en escritorio escolar

Cómo gestionar las alergias alimentarias en el colegio

El abordaje del tema de las alergias alimentarias en el colegio es imprescindible para la seguridad de nuestros hijos.

La escolaridad es una etapa de la vida en la que nuestros hijos pasan muchas horas fuera de casa, en un entorno que puede suponer un alto riesgo en cuanto a alergias e intolerancias alimentarias, si no se adoptan las medidas necesarias de prevención y de actuación.

Estadísticas extraídas del Libro Blanco de las Enfermedades Alérgicas de la Fundación BBVA, señalan que alrededor de un 25% de los niños en España tendrá su primera reacción alérgica en la escuela y uno de cada 100 mil niños tendrá un episodio grave de alergia (anafilaxia), de los cuales el 15% podría tenerla en la escuela.

Con estas cifras está clara la importancia de tomarse muy en serio el cómo gestionar las alergias alimentarias en los centros educativos. Son acciones que requieren tiempo de preparación, organización y educación en prevención.

Por otra parte, este año la vuelta al colegio va a ser muy atípica, como ha pasado con todo desde que comenzó la pandemia del COVID-19.

Ya sabemos que habrá controles y protocolos sanitarios/escolares mucho más estrictos y como todo nuevo comienzo, siempre vale la pena revisar además, temas de alergias alimentarias en el colegio.

Recomendaciones para alergias alimentarias en el colegio

Aquí algunas recomendaciones que debemos tener previstas a la hora de comenzar un nuevo año escolar en caso de alergias alimentarias.

Medicamentos para las alergias alimentarias

Jarabe antihistamínico para dosificar si hay un episodio de alergias.
Jarabe antihistamínico en caso de consumo o contacto accidental con el alérgeno

Así como cada año preparamos los útiles escolares de nuestros hijos, junto a los cuadernos, libros y lápices deberemos alistar los medicamentos que han sido prescritos previamente por el pediatra, médico de cabecera o alergólogo.

En estos casos es muy recomendable que los medicamentos suministrados al colegio mantengan una fecha de caducidad vigente para todo el año escolar.

Si esto no es posible, podrías anotar y guardar la fecha de caducidad que tiene el medicamento para estar atentos a cuando haya que sustituirlos.

Si ya lo has suministrado al colegio del año anterior, es conveniente revisar la fecha de caducidad y estado de los medicamentos.

Informar al profesor o tutor sobre la condición alérgica de tu hijo

Maestra enseñando a niños en edad escolar a leer.
Habla con el tutor de referencia sobre la alergia de tu hijo/a

Todo el personal escolar que tenga alguna relación educativa o de cuidado con nuestros hijos deberán estar debidamente informados del tipo de alergia alimentaria que padece tu hijo.

Hoy en día la mayoría de colegios están formados y familiarizados con el tema de alergias alimentarias, debido a que los niños en edad escolar cada vez más presentan este tipo de patologías.

Sin embargo, es conveniente preguntar cuáles los son protocolos en caso estos casos, así podrás conocer cómo gestionan internamente en el colegio las reacciones alérgicas a los alimentos.

Habla con su profesor, maestro o tutor principal, también con los responsables y monitores en el comedor escolar, incluyendo aquellas personas que asistan a los niños en clases extra escolares.

Solicita una reunión para hablar del tema o envía un e-mail con informaciónrelevante a las autoridades escolares. Expresa detalladamente cómo puede presentarse un episodio y qué hacer en caso de que ocurra algún episodio accidental.

Ten presente que el colegio podría solicitar un informe médico detallado del alumnado con alergia, documento que además debe contener información sobre los alérgenos que ocasionan la reacción, el tratamiento antialérgico o el protocolo de actuación según el caso específico de tu hijo, y los medicamentos a suministrar en caso de consumo accidental del alérgeno.

Otra recomendación a tener en cuenta para el maestro de referencia de nuestros hijos es animarle a llamarte cuando surja alguna duda en cuanto a la alergia o cuando aparezca una actividad escolar que puede ser de riesgo alimentario para el niño, así juntos podrán buscar una alternativa segura para todos.

Gestión de alergias en comedores escolares

Comedor escolar sano y balanceado.
Comedor escolar

Si nuestros hijos se quedan a comer en el colegio, solicita una reunión con los responsables del comedor escolar.

Infórmate de cuáles son sus protocolos en cuanto a seguridad alimentaria. Hazle saber de la condición de tu hijo/a y de cuál es el protocolo a seguir si se presenta un episodio accidentalmente.

Los responsables y los monitores del comedor deben disponer de toda la información sobre la alergia del niño y la manera de actuar ante una reacción alérgica. Además, deben tener conocimiento de que has facilitado la medicación necesaria para cualquier incidencia.  

Con respecto al menú escolar, los colegios por normativa deben compartir el menú del comedor en donde detallan los alimentos. Como padre debes estar al tanto de la información y reclamarla, así sabrás lo que consume cada día y podrás estar atenta de aquellos días en los que el menú contiene el alérgeno de tu hijo por si aparece alguna reacción.

Repasar la información de la alergia con tu hijo

Recuérdale a tu hijo su alergia

En varias ocasiones hemos dicho en este blog que nuestros hijos son muy inteligentes y que en temas de alergias alimentarias es mejor educar en cómo gestionar la situación, para minimizar los riesgos de un potencial accidente.

Así que, conversa con tu niño. Recuérdale que es alérgico y el alimento que lo ocasiona, hazlo varias veces durante todo el año escolar, aunque parezca repetitivo “Educar es prevención”.

También es importante que le expliques a tu hijo, en la medida de lo posible, los síntomas que podrían aparecer en caso de que consuma el alérgeno por accidente. Insístele que si aparecen los síntomas que hable con su tutor o con alguna persona responsable en el colegio manifestando lo que siente.

Es muy importante que nuestros hijos identifiquen muy bien a quién dirigirse si se sienten mal, independientemente de si es por alergia o por cualquier otra enfermedad. 

Recordarle que no acepte ningún tipo de alimento de sus compañeros de clase que no sean seguros para él, sólo aquellos que sean proporcionados por sus padres o por el comedor escolar.

Cuando de fiestas escolares, celebraciones de cumpleaños y otras actividades aparecen en el escenario, entrenar a los pequeños para que sean ellos los que manifiesten abiertamente su condición de alergia.

Finalmente, recuerde a su hijo que debe lavarse muy bien las manos con agua y jabón, una medida válida para la seguridad escolar y sanitaria en general.

Hablar con otros padres

Reunión de padres en la escuela para hablar de la importancia de las alergias alimentarias.
Habla con otros padres sobre las alergias e intolerancias alimentarias.

El tema de las alergias alimentarias, a menos que te toque un niño alérgico, es desconocido por muchas personas.

Este blog ha surgido por la necesidad que teníamos como padres de entender lo que nuestra hija estaba pasando, y para convertirse en una plataforma divulgativa de utilidad para padres, cuidadores y personas que padecen alergia.

Por eso es muy importante que como padres aproveches para contarle a otros de la situación de tu hijo, de la importancia de conocer las alergias alimentarias, del cómo gestionarlas en entornos escolares y de cómo podría colaborar a genera entornos más seguros para nuestros hijos.

Este gesto ayudará a minimizar los riesgos en el colegio, evitar que otros padres vayan deliberadamente ofreciendo alimentos a todos los niños sin saber qué contienen, empatizar con la realidad que viven las personas alérgicas y entender que esto no va de “no le gusta comer” es que no podría comerlo, aunque le gustara, porque su vida estaría en riesgo.

Situaciones de riesgo en los centros escolares

niña llorando en el colegio
Situaciones que pueden desencadenar un episodio molesto de alergia en la escuela.

Siendo alérgicos a los alimentos las situaciones de riesgos a la que están expuestas nuestros hijos incluyen desde las actividades escolares más simples, en donde se pueden utilizar materiales escolares con alérgenos hasta las extra escolares o celebraciones.

Así como es importante anticiparse y organizar protocolos de actuación en caso de alergias alimentarias en entornos escolares, también es importante identificar cuáles pueden ser estas situaciones de riesgo en las escuelas:

  • Actividades en el entorno escolar del programa curricular del colegio, además las excursiones y extraescolares.
  • Presencia de alérgenos en materiales escolares, como algunas plastilinas que, por ejemplo, pueden contener gluten, látex en las gomas de borrar, tizas con trazas de leche de vaca.
  • El comedor a la hora de la merienda, el almuerzo y el contacto con otros niños que han estado expuestos a los alérgenos.
  • Higiene en las mesas y el material escolar necesaria para evitar que queden restos de alérgenos y contaminación cruzada.
  • Celebraciones y fiestas especiales puesto que son situaciones excepcionales que en la gran mayoría de veces se realizan en torno a alimentos.
  • Programas de vacunación o campañas especiales relacionadas con alimentación, un ejemplo son las campañas de alimentación balanceada en donde se incentiva, entre otras cosas, comer frutas, a las que algunos niños podrían reaccionar alérgicamente.
  • Deporte o cualquier actividad que implique ejercicio físico, que para algunas alergias alimentarias es un factor de riesgo que puede desencadenar alguna reacción.

Recursos útiles para gestionar las alimentarias en entornos escolares

Para finalizar, compartimos algunos recursos útiles para estos casos:

close

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*