Alergia al Cacahuete

La alergia al cacahuete no es lo mismo que la alergia a los frutos secos. No es un fruto seco, es una leguminosa.

El cacahuete o maní es una leguminosa familia de la soja, los guisantes y las lentejas. Su carácter nutritivo, su apariencia y su alto riesgo alérgico pueden hacer creer a muchas personas que se trata de un fruto seco, pero no es así.

Es un alimento alto en proteínas vegetales, el cual ha sido objeto de muchas investigaciones que afirman los grandes beneficios para la salud, la prevención de enfermedad y belleza.  

También es un alimento que pueden causar graves reacciones alérgicas, poniendo en peligro la vida de las personas.

¿Qué es la alergia al cacahuete?

Es una reacción adversa en el sistema inmunitario al contacto – directo o indirecto – con el cacahuete o maní. El organismo asume el alimento como una amenaza liberando sustancias químicas que ocasionan síntomas severos en quien lo padece.

Es una de las alergias alimentarias más graves como consecuencia de su prevalencia, persistencia y posible gravedad en las reacciones que ocasiona.

Es muy importante tener en cuenta que la alergia al cacahuete puede presentarse ante diversas formas de contacto:

  • Directo: cuando se consume el cacahuete o cualquier alimento que lo contenga, también cualquiera de sus derivados, y al contacto en la piel, como una de las reacciones más frecuentes.
  • Cruzado: cuando por error la persona alérgica consume el alimento. EL consumo por error se da por desconocimiento de todos los ingredientes contenidos de forma “oculta” en un producto elaborado.
  • Por inhalación: tras la inhalación de polvos o aerosoles que contengan maní, tales como la harina de maní o el aceite de maní en aerosol.

Las personas con alergia al cacahuete que han sido diagnosticadas podrían también tener reacción cruzada con algunos frutos secos y legumbres, como la soja, los guisantes, las lentejas y el lupino.

Síntomas de la alergia al cacahuete

Los síntomas o reacciones de alergia al cacahuete pueden aparecer de forma inmediata, tras minutos de haber tenido contacto con el alimento.

Los signos más comunes son:

Mujer con urticaria en el brazo producto de una alergia al cacahuete
  • Respiratorios: sibilancias, falta de aliento, dificultad para respirar, tos repetitiva y anafilaxia.
  •  Digestivos: indigestión, diarrea, dolores estomacales, náuseas y vómitos.
  • Mareos, confusión y pérdida del conocimiento, pulso débil.
  •  Bucales: Voz ronca, tensión en la garganta, inflamación de la lengua y los labios, prurito y sensación de hormigueo en la boca y garganta.
  • Cutáneas: ronchas, enrojecimiento, hinchazón, palidez o coloración azul de la piel y urticaria.

Anafilaxis reacción grave en la alergia al cacahuete

La alergia al maní es la causa más común de anafilaxia inducida por un alimento. En su tratamiento requiere el empleo inmediato de una inyección de epinefrina e inmediatamente asistencia médica de urgencias.

Los síntomas más comunes cuando aparece una crisis de anafilaxis en pacientes alérgicos al cacahuete son:

  •  Inflamación de lengua, boca y garganta dificultando la respiración.
  • Estrechamiento de las vías respiratorias.
  • Descenso marcado de la presión arterial.
  • Aceleración del pulso.
  • Mareos, desmayo, aturdimiento o pérdida del conocimiento.

Proteínas causantes de la alergia

Un estudio publicado en la página web del Centro Nacional de Información Biotecnológica, el cacahuete tiene al menos 12 proteínas asociadas a reacciones alérgicas, el 70% de las cuales pertenece a cuatro familias de proteínas:

  • Cupinas (Ara h 1, 3).
  • Prolaminas (Ara h 2, 6, 7, 9).
  • Profilinas (ara h 5).
  • Proteínas relacionadas con el Bet v-1 (ara h 8).
  • Oleosina (Ara h 10, 11).
  • Defensina (Ara h 12, 13).

Principales alérgenos

Los principales alérgenos del cacahuete son las proteínas Ara h 1, Ara h 2, Ara h 3 y Ara h 6. Responsables de desencadenar una reacción inmunológica en más del 50% de las personas alérgicas.

La Ara h1, también conocida como conaraquina pertenece a la familia de las cupina, es muy parecida a las proteínas de las vicilinas, presentes en semillas de muchas plantas. De allí la posibilidad de que muchos pacientes alérgicos al cacahuete también reaccionen ante algunos frutos secos, leguminosas y semillas de sésamo.

Factores de riesgo

A ciencia cierta no se sabe cuáles son los motivos por los cuales una persona reacciona alérgicamente a un alimento. Pero existen ciertos factores de riesgo que pueden ayudar a determinar las probabilidades que una persona tiene de padecer o no una alergia.

Estos son algunos factores de riesgo de alergia al cacahuete o maní:

  • Edad: La alergia al cacahuete es más frecuente en bebés lactantes, coincide con la introducción de los primeros alimentos, y los niños pequeños.
  • Antecedentes a la misma alergia: Un niño que ha padecido esta alergia, aunque la haya superado, puede volver a reaccionar.
  • Otras alergias: si una paciente es sensible a otros alimentos, hay mayor riesgo de padecer esta alergia.
  • Antecedentes genéticos: un paciente es más propenso a padecer la alergia al cacahuete, si en el núcleo familiar son frecuentes otros tipos de alergias alimentarias.
  • Dermatitis atópica: algunas personas que sufren eccemas en la piel también pueden tener alergias alimentarias.

Diagnóstico de la alergia

Los síntomas y reacciones de la alergia al cacahuete pueden variar de una persona a otra. Además, una misma persona puede a su vez experimentar reacciones distintas en episodios distintos. Lo que hace complicado el poder dar con un diagnóstico certero.

  • Si sospechas que eres alérgico a este alimento, visita a un médico alergólogo y lleve un diario de comidas, anotando detalladamente el tipo de comida, la cantidad ingerida, los síntomas, cuándo comenzaron y se aliviaron, si hizo algún tratamiento para aliviar los síntomas, si funcionó y cualquier información adicional que ayude a mejorar el diagnóstico temprano de la alergia.

Para ayudar a diagnosticarla el médico podría solicitar las siguientes pruebas:

Tubos de ensayo para analítica de sangre.

  • Prueba cutánea o prick test: consiste en suministrar un extracto concentrado del alérgeno en piel y esperar la reacción en piel.
  • Análisis de sangre que ayudará a determinar si la alergia es al cacahuete o cualquier otro alimento.
  • Provocación oral: se trata de suministrar pequeñas cantidades de maní o productos que lo contenga, bajo estricta vigilancia médica de un especialista el alimento dudoso y esperar potenciales reacciones alérgicas al cacahuete.

Tratamiento

El único tratamiento efectivo para las personas alérgicas al cacahuete, en especial si pueden potencialmente sufrir un shock anafiláctico, es evitar el consumo de cacahuete y cualquier otro producto elaborado que pudiese contener este alimento de forma oculta entre sus ingredientes.

Evitar cualquier tipo de contacto con el cacahuete.

Ver a continuación alimentos que pueden contener cacahuete.

Alimentos que contienen cacahuete

El cacahuete o maní puede estar presente en infinidad de productos como dulces, cereales, bollería, pasteles, galletas y tartas.

Citamos algunos alimentos de entre los más comunes hasta los más atípicos, con la finalidad de ayudar a las personas alérgicas a tomar precación y medidas de prevención y riesgos:

  • Cacahuete o maní.
  • Harina de cacahuete o maní.
  • Aceite de cacahuete o maní (prensado o exprimido).
  • Mantequilla de cacahuete.
  • Surtido de frutos secos.
  • Nueces y nueces surtidas, mezcladas, pedazos de… Monkey, Goobber o de cerveza.
  • Productos de pastelería y repostería: pasteles y productos horneados con ingredientes desconocidos.
  • Algunos dulces como caramelos de maní, golosinas, mazapán y turrones de cacahuete.
  • Cereales tipo muesli con frutos y barras que contengan frutos secos salados y variados.
  • Barras energéticas para deportistas y alimentos concentrados.
  • El Chile mexicano envasado, salsa de pesto y para espaguetis, pueden contener mantequilla o harina de cacahuete como espesante.
  • Saborizantes naturales de proteína de la planta hidrolizada que pueden contener cacahuetes, en cuyo caso se recomienda ponerse contacto con el fabricante.

Otras medidas para vigilar los alimentos que contenga cacahuete

El paciente debe vigilar ciertas circunstancias para prevenir un potencial episodio alérgico como consecuencia del consumo de cacahuete por error, tales como:

  • En los restaurantes, además de leer detenidamente la carta en búsqueda del alérgeno, preguntar al personal del restaurante por cada uno de los ingredientes. Debe ser claro informando al personal que padece de esta alergia, el maní podría estar presente en forma de haría o mantequilla en la preparación de cualquier alimento.
  • Atención especial en la cocina mexicana, africana, tailandesa, china, india y vietnamita, suelen emplear el maní como parte entre los ingredientes de sus comidas, para unir alimentos, como aromatizantes o saborizante.
  • En las heladerías el cacahuete es un ingrediente común en las preparaciones.
  • Especial atención en las etiquetas de los productos alimenticios preparados de venta en los supermercados, si estampan mensajes como “puede contener maní”, “contiene maní” o “hecho en una fábrica que utiliza ingredientes de cacahuete”.

Todo el contenido aquí descrito está desarrollado con la única finalidad de ser un medio informativo.

Si sospechas que padeces alergia al cacahuete o cualquier otra alergia a los alimentos, sugerimos que consulte su médico de cabecera o con un especialista. 

close